Los primeros 36 pollos de alcaudón chico ya están en las instalaciones de aclimatación en la zona de reintroducción de Lleida.

Pollo marcado con geolocalizador. © M.Galvez/Trenca

Nacidos en cautividad en el Centro de Cría en cautividad de Vallcalent y con una edad media de 32 días, pasarán una semana en estas jaulas para que fijen esta finca (la última con parejas reproductoras de la especie en toda España) como su lugar de nacimiento, reforzando así su filopatría.

De esta manera esperamos que regresen a criar aquí después de su migración al sur de África en invierno. Otros 43 pollos entrarán en las instalaciones de hacking en los próximos días y las segundas puestas están ya eclosionando en el Centro de Cría.

22 de los pollos van equipados con geolocalizadores, lo que nos permitirá conocer su ruta de migración y área de invernada. Pesan 1,1gr. es decir, aproximadamente un 2,5% de su peso, algo insignificante. Este mecanismo mide las horas de luz y de oscuridad, con lo que se puede estrapolar la posición del ave en cada momento, una vez se recaptura el pájaro y se descargan los datos.

Cabe destacar que es la primera vez que se utiliza este mecanismo con esta especie y los datos que se obtengan pueden contribuir a arrojar algo de luz sobre las amenazas a las que se enfrenta durante su migración e invernada.