Los olivos centenarios del valle mayor de Bovera nos han regalado una excelente cosecha de nuestro aceite ‘Salvatge’, el aceite que cuida la biodiversidad. Es el resultado del cariño y el esfuerzo de nuestro equipo para conservar un patrimonio natural y paisajístico único, y para llevar el fruto de estos olivos centenarios directamente a tu mesa.

 

Con la ayuda de pequeños agricultores de la zona, hemos finalizado la recolección a mano de las aceitunas arbequinas de cultivo ecológico con las que se elabora nuestro aceite de oliva virgen extra. Nos alegra enormemente compartir que hemos conseguido una de las mejores y más abundantes cosechas desde que comenzó el proyecto, con un aceite verde y delicioso, cultivado respetando el entorno.

Con este proyecto de desarrollo agro-ambiental en la comarca de Les Garrigues, desde Trenca recuperamos olivares centenarios abandonados, los convertimos en reservas de fauna donde se protege la biodiversidad, y los volvemos a poner en valor al producir un aceite ecológico, solidario y de alta calidad.

Además de la finca de cuatro hectáreas de nuestra propiedad, hemos firmado acuerdos de custodia del territorio para proteger y conservar otras 40 hectáreas en el valle de Bovera. Las fincas son un mosaico de olivares centenarios, cultivados en terrazas tradicionales de piedra seca, y bosques autóctonos donde encuentra refugio la fauna salvaje. Es un paisaje extraordinario y un patrimonio único que se está perdiendo por el abandono del medio rural.

Otra gran amenaza para estos paisajes mediterráneos son los incendios forestales: este verano, el fuego de Ribera d’Ebre asoló una parte del entorno de Bovera, afectando a los bosques y quemando los cultivos de algunos de nuestros vecinos. Aunque el fuego no llegó a nuestras fincas, fue un cruel recordatorio del futuro negro que nos espera si no actuamos ante el abandono de los montes y el cambio climático.

          

En la finca de Trenca vive en semi-libertad una población de tortugas mediterráneas, una especie en peligro que se ha reintroducido en la zona gracias a una colaboración con el CRARC (Centro de Recuperación de Anfibios y Reptiles de Cataluña) y el Parque Natural del Montsant. A finales de octubre liberamos una treintena de tortugas, y ya hay unas 140 viviendo en la finca.

El terreno es muy escarpado y la cosecha de los olivos arbequinos se realiza de forma manual para respetar a estos árboles centenarios y tratar los frutos con la máxima delicadeza. Las aceitunas se prensan en frío en una almazara local en las 12 horas posteriores a la recolección, y el zumo se obtiene por procedimientos mecánicos, decantado y no filtrado.

Gracias a este cuidadoso proceso obtenemos un aceite de oliva virgen extra de alta calidad, con una acidez inferior a 0,2º.

El 100% de los beneficios se destinan a proteger los olivares centenarios y a financiar los proyectos de conservación de Trenca.

¡No te quedes sin probar la cosecha de este año, consigue el aceite Salvatge en nuestra web!