Esta mañana, un total de nueve pollos nacidos en cautividad en el centro de fauna de Vallcalent se han trasladado hoy a la finca de Torre-ribera.

Anillamiento de uno de los pollos. © Jose Guerra / Trenca

Cuentan con unos 32 días de vida y justo empiezan a cazar por sí solos. Después de una estancia de siete días en las instalaciones de aclimatación serán liberados con el objetivo de reforzar la reducida población salvaje de la especie en la península Ibérica.

Todos los pollos van provistos de anillas de colores para así poderlos identificarlos en el campo y realizar un seguimiento de su adaptación al medio.

A lo largo del próximo mes, diferentes grupitos de pollos seguirán el mismo camino. En de la segunda quincena de agosto, dejarán Lleida para atravesar el Mediterráneo oriental, el desierto del Sáhara y el este de África para llegar hacia el mes de noviembre, a sus cuarteles de invernada en el sur de África.

 

 

Transporte de los pollos a las instalaciones de aclimatación. © Marc Gálvez / Trenca

Para más información sobre el proyecto podéis consultar la sección Conservación in situ del alcaudón chico (Lanius minor) en España, en esta misma web.

El proyecto de conservación del alcaudón chico es una iniciativa del Departament de Medi Natural de la Generalitat de Catalunya. A través del Centro de Fauna de Vallcalent (Generalitat de Catalunya) y del Zoo de Barcelona se lleva a cabo la conservación ex situ, es decir, fuera del hábitat natural. La asociación Trenca se encarga de realizar mejoras de hábitat, seguimiento de la población salvaje, reintroducción de ejemplares y apoyo a la cría en cautividad. El proyecto cuenta además con el apoyo de entidades públicas y privadas (Departament de Territori i SostenibilitatFundación Biodiversidad y Red Eléctrica de España).

Categorías: Sin categoría