Los tres pollos nacidos en la temporada de 2013 han completado su desarrollo y parecen haber sincronizado su salida del nido, iniciando sus primeros vuelos en la segunda semana de agosto.

 

El máximo número de buitres negros identificados en la zona durante un mismo día es de 28 , superando el anterior registro establecido en julio de 2013 (27)

El número total de observaciones/día de buitres negros exógenos es de 61. En total han sido controlados individualmente mediante observación directa, durante el periodo de referencia, 43 buitres negros:

– 27 individuos liberados o nacidos en el marco de este programa de reintroducción.

– 2 exógenos nacidos en 2012 en Cèvennes (Francia): FDV y FDT.

– Un mínimo de 14 ejemplares sin anillas, de origen presumiblemente ibérico. De los cuales 7 son jóvenes, 6 inmaduros y 1 adulto.

La activación de un punto de alimentación suplementaria específico para los buitres negros ha tenido una respuesta extraordinaria por parte de la colonia de Boumort-Alinyà, superando con creces nuestras mejores expectativas. En este sentido, su papel ha sido crucial para la reproducción exitosa de las tres parejas. Y ha supuesto una ayuda indispensable para la fijación de 5 de los 7 ejemplares liberados a finales de invierno.

Por otro lado, la insuficiente atención a BIC por parte de los adultos, en particular Bruna, obligó a poner en marcha un sistema de aportes directos al nido, mediante pértiga telescópica. O bien colocados en la periferia, con una frecuencia de una/dos veces por semana.

El día 6 de agosto abandonaba el nido el pollo de Perla y Portell, con 126 días de edad. Es el tercer año que cría con éxito esta pareja, cuyo afán en la crianza ha sido ejemplar desde que en 2010 consiguieran sacar adelante a Gala, el primer pollo nacido en el programa de reintroducción.

El siguiente en alzar el vuelo ha sido el pollo de Mario y Menta, que por deficiencias en su desarrollo finalmente fue adoptado por Neus y Oriol. Sin la apuesta decisiva por una iniciativa pionera, como ha sido su rescate y posterior adopción por una pareja primeriza que ha demostrado ser modélica, este pollo nunca hubiera podido volar, y lo hizo con 130 días de edad y un control sorprendente en sus movimientos.

El más adelantado ha sido el pollo de Bruna y Corneli, que con 110 días abandonó el nido unos 10 días antes de lo que viene siendo normal en su especie.

Neus y Oriol escogieron una de las plataformas artificiales emplazadas a mayor altitud, mientras que Perla y Portell optaron este año por construir su nido a pocos metros de la plataforma que habían utilizado hasta ahora, y Bruna y Corneli continúan criando en el mismo nido natural de años anteriores.

Para saber más sobre el proyecto, puedes visitar la sección Reintroducción del buitre negro (Aegypius monachus) en los Pirineos  en esta misma web.

El proyecto de reintroducción del buitre negro en los Pirineos está promovido por el Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca, Alimentació i Medi Natural de la Generalitat de Catalunya y por la Fundació Catalunya – La Pedrera. GREFA y Trenca participan en el asesoramiento y la ejecución del proyecto, junto con personal del Espacio Natural de Alinyà y de la guardería de la RNC de Boumort. L’Estació Biològica del Pallars Jussà desarrolla diferentes labores educativas relacionadas con el proyecto.

Categorías: Sin categoría