A raíz de la observación de tres ejemplares de Tortuga mediterránea (Testudo h. hermanni) en la Vall Major de Bovera (comarca de Les Garrigues, Lleida) procedentes de la población reintroducida del cercano Parque Natural del Montsant (Tarragona), la Asociación TRENCA propuso al CRARC (Centre de Recuperació d’Amfibis i Rèptils de Catalunya) la posibilidad de consolidar esta incipiente población. La existencia de fincas de la propiedad de TRENCA así como otras con acuerdos de custodia del territorio, además de la idoneidad del hábitat, facilitó que se iniciara el Proyecto de Reintroducción de la Tortuga mediterránea en Les Garrigues en 2016.

En toda la península Ibérica la Tortuga mediterránea sólo conserva poblaciones en Catalunya, ya sean naturales (P. N. de l’Albera, en el Alt Empordà) o fruto de reintroducciones (P.N. del Garraf, P.N. del Delta de l’Ebre y P.N. de la Serra del Montsant y de Llaberia). Se calcula que en Catalunya pueden existir en libertad 8.500 ejemplares, muchos menos que en cautividad y una cifra alarmantemente baja.

Después de acondicionar las fincas reforzando el vallado existente a lo largo de todo el perímetro para evitar la fuga de los ejemplares adultos, en junio de 2016 se realizó la primera suelta (52 ejemplares) y en septiembre de 2017 el segundo (30 ejs.), sumando un total de 82 tortugas.

Gracias al seguimiento periódico efectuado por parte de los técnicos de TRENCA, se ha detectado una supervivencia mínima del 40,4% después del primer año de libertad.

Además, también se ha confirmado la reproducción, tanto en 2016 como en 2017, hecho que pone de manifiesto la idoneidad de la zona para acoger una población viable de la especie.

Las sueltas se aprovechan para realizar educación y concienciación ambiental para niños y niñas y adultos, muchos de ellos procedentes de pueblos cercanos, hecho de vital importancia para el éxito del proyecto.