Una de las parejas de alcaudón chico de esta temporada. © Marc Gálvez / Trenca

Después de una serie de años con tan solo una pareja reproductora en toda la península Ibérica, siempre en la comarca del Segrià (Lleida), este año tenemos tres parejas. Una excelente noticia, ya que es el vertebrado más amenazado del Estado Español.

 

 

El alcaudón chico (Lanius minor) es una especie insectívora y migradora, que en agosto se va a sur de África y regresa en la primavera siguiente. Dentro del programa de conservación de esta ave, se lleva a cabo la cría en cautividad de la especie en el Centro de Fauna de Vallcalent, con el apoyo del Zoo de Barcelona. Así, unos cuantos pollos nacidos en cautividad son soltados cada año para reforzar la población salvaje. En total, de los 7 ejemplares adultos que han llegado esta primavera a la Plana de Lleida, 5 nacieron en cautividad y fueron soltados en años anteriores, dato indicativo del papel importantísimo que la cría en cautividad tiene para la conservación  de esta ave en Cataluña y en España.

Preparación de las intsalaciones para cría campestre (o hacking) de pollos nacidos en cautividad. © Trenca

Pollos nacidos en libertad en 2014. © Jose Guerra / Trenca

Las labores de campo del proyecto de conservación de esta temporada se están desarrollando con normalidad. Se llevaron a cabo unos últimos trabajos de acondicionamiento del hábitat, de manera que resultara óptimo para que los alcaudones chicos pudieran cazar insectos; se pusieron a punto 4 instalaciones para cría campestre (o hacking) de los pollos nacidos en cautividad (allí pasan alrededor de una semana, observando el espacio natural que los rodea); se está realizando el seguimiento de los ejemplares que se están reproduciendo en libertad y ya también de los pollitos nacidos en cautividad que se han ido soltando a lo largo de este mes de julio, etc.

En total son 11 los pollitos de alcaudón chico que han sacado adelante las parejas reproductoras en libertad. Por otra parte, son ya 45 los pollitos nacidos en cautividad que se han liberado en la misma zona donde están criando los alcaudones chicos en libertad (un dato muy bueno si lo comparamos, por ejemplo, con los 29 que se pudieron liberar el año pasado) y aún está previsto soltar más antes del final de la temporada.

Seguimiento de pollos liberados nacidos en cautividad. © Trenca

Alimentación suplementaria (cubetas con insectos). © Jose Guerra / Trenca

Todo en conjunto, las tres parejas reproductoras en estado salvaje, con 11 pollitos, y la cantidad elevada de pollitos que se están soltando nacidos en cautividad, hace que este año sea excepcionalmente positivo para los alcaudones chicos y despierte más esperanzas en lo que respecta a la conservación de esta ave. 

El proyecto de conservación del alcaudón chico es una iniciativa del Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca, Alimentació i Medi Natural de la Generalitat de Catalunya. A través del Centro de Fauna de Vallcalent (Generalitat de Catalunya) y del Zoo de Barcelona se lleva a cabo la conservación ex situ, es decir, fuera del hábitat natural. La asociación Trenca es la encargada de realizar las tareas de conservación in situ, en el campo (gestión del hábitat, seguimiento de la población salvaje, control de predadores en la zona de cría, reintroducción de ejemplares, etc.) y de aportar personal de apoyo al centro de cría en cautividad durante la temporada reproductora. Para llevar a cabo las actuaciones in situ se ha firmado un acuerdo de custodia del territorio con la propiedad de los terrenos. El proyecto cuenta además con el apoyo económico y logístico de entidades públicas y privadas.

Para más información sobre este proyecto de conservación, podéis consultar la sección Conservación in situ del alcaudón chico (Lanius minor) en España, en esta web.

Categorías: Sin categoría