Los cuatro buitres europeos en un PAS del Pirineo © Gerard Plana / Trenca

La naturaleza aporta beneficios para las personas a muchos niveles. Cuando esta contribución no es material, sino que se trata de efectos sobre el bienestar y la calidad de vida humana, este concepto es más abstracto y subjetivo. La comunidad de aves carroñeras, por ejemplo, tiene un papel clave evidente en nuestra sociedad, por su labor de control de enfermedades y eliminación de cadáveres de ganado y de animales salvajes. García-Jiménez et al. (2021) han cuantificado, por primera vez, otros beneficios aportados por las poblaciones de aves necrófagas en las poblaciones y economía locales. Estos autores han descrito y valorado económicamente las experiencias recreativas y educativas vinculadas con el turismo relacionado con las aves necrófagas en España, concretamente, en Puntos de Alimentación Suplementaria () para buitres en los Pirineos y su importante contribución a los ingresos en poblaciones locales. Entre febrero de 2018 y enero de 2020, García-Jiménez y sus colaboradores (2021) recogieron información sobre la gestión y características de 53 de los PAS pirenaicos, utilizando entrevistas telefónicas y cuestionarios. Los resultados estiman que la fotografía y la observación de aves carroñeras genera una media de 4,12 millones de euros anuales, incluyendo 2,13 millones de Euros en beneficios económicos directos en la población local.

Buitres leonados en Casa Daniela © Marc Gálvez / Trenca

Quebrantahuesos en Casa Daniela © Marc Gálvez / Trenca

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde el 2010, el proyecto de la red Puntos de Alimentación Suplementaria PAS de Trenca ha puesto en funcionamiento cuatro comederos donde las aves necrófagas se alimentan de forma regular y segura, estratégicamente situados en el Prepirineo y Pirineo de Lleida para mejorar el estado de conservación de las especies más amenazadas. Estos comederos, al mismo, tiempo han contribuido de manera indirecta en las poblaciones locales más próximas.

El último PAS que ha pasado a formar parte de nuestra red es el de “Casa Daniela”, desde donde se divisa buena parte de la Reserva Nacional de Caza de Boumort, el núcleo de la única colonia de buitre negro de los Pirineos. El PAS de “Casa Daniela”, aparte de cumplir una importante tarea en la alimentación de especies carroñeras amenazadas de la zona, está asociado a un hide fotográfico que ofrece a fotógrafos profesionales la oportunidad de fotografiar las cuatro especies europeas de buitre, junto con otras aves rapaces, con una magnífica panorámica de los Pirineos al fondo. La iniciativa de “Casa Daniela” y su hide fotográfico supone una oportunidad de desarrollo rural ligada a la conservación de la extraordinaria biodiversidad de estas montañas. El objetivo es que las personas que vengan a disfrutar del PAS también puedan comer, alojarse y contribuir a los negocios del pueblo de Senterada, contribuyendo así a la economía y desarrollo locales.

 

Bibliografia citada: García-Jiménez, R., Morales-Reyes, Z., Pérez-García, J. M., & Margalida, A. (2021). Economic valuation of non-material contributions to people provided by avian scavengers: Harmonizing conservation and wildlife-based tourism. Ecological Economics, 187, 107088.